lunes, 7 de mayo de 2012

Estamos locos, ¿o qué?

Estoy casi seguro de que esta entrada va a causar fastidio e incomodidad en muchas personas (especialmente en los aficionados al atletismo y al deporte en general). Estoy dispuesto a recibir cuanto comentario perverso se me haga, incluido el que me volví loco debido al mal de Parkinson que llevo encima. Les prometo amigos lectoes que durante dos días y sus noches me la he pasado en la duda si verter mi propuesta en Columna 17, pero ha ganado el atrevimiento. En todo caso, ganó la locura. No importa, quiero contárselos queridos amigos, aunque esta sea la última vez que lean algo que escribo.

Ahora, sin más preámbulos ni excusas, vamos de lleno al punto.

Eran las 6 am del viernes cuando me encontraba viendo las noticias en TV, cosa que no es mi costumbre. Pero ese viernes se me ocurrió hacer algo distinto. Entre las noticias internacionales escuché una que me puso entre el pánico y el horror.

La noticia en cuestión venía desde Londres y decía más menos así: muchas familias inglesas expresarion su protesta frente a la puerta del número 10 de Downing Street con la finalidad de expresar su rechazo de la intención de poner en los techos de algunas casas inglesas, instalaciones de misiles tierra-aire por si acaso existan ataques aéreos contra las instalaciones de los Juegos Olímpicos a efectuarse dentro de poco en la referida ciudad.  "Dicha medida no se tomaba a lo largo de toda Inglaterra desde la Segunda Guerra Mundial, donde se intalaron en los techos baterías antiaéreas para defender la ciudad del constante bombardeo enemigo sobre Londres.

Ah, y como si fuera poco, el locutor leyó la segunda parte de la noticia "se calcula que los preparativos para defender las instalaciones olímpicas y a sus ocasionales habitantes  contra algún tipo de atentado será de diez mil millones de libras esterlinas.

Y me pregunto ¿y el hambre que existe en distintos lugares del mundo? ¿Y las economías quebradas que ponen en peligro la vida de tantos seres humanos, como la cercana España, o Grecia? Gastar diez mil millones de libras esterlinas para proteger a los atletas y sus instalaciones me parece una exageración y hasta un insulto. En ese caso, creo que no debe haber Juegos Olímpicos. No es posible que se admita semejante despropósito, que un dinero que puede sacar de la ruina a muchos países o que puede evitar que muchos niños mueran de hambre, se gaste en la "protección" de unos cuantos atletas y deportistas que durante 15 días harán lo suyo sin ninguna otra pretensión que ganarse una medalla.

Si así se plantean las circunstancias, no estoy en nada de acuerdo con que existan Juegos Olímpicos a pesar de lo que muchos puedan pensar o decir. A eso hay que agregar las inversiones para que los juegos se transmitan por los medios de comunicación, y los pagos de los auspiciadores para promocionar sus marcas.

Estamos locos. O estamos ciegos.

¿Por qué no dirigir todo ese dinero para, sin ser asistencialista, invertir con el mismo entusiasmo en salud, alimentación, educación en pueblos que están viviendo en el peor de los mundos? Quisiera que alguien me hiciera entender esto.

Ojaá sea que entendí mal la noticia, que se haya referido a un hecho falso o que sea solamente la propuesta de alguien. Ojalá que las autoridades británicas lo desmientan. Mientras tanto, nos estamos topando con una realidad que confirma eso de que el hombre es el lobo del hombre.

23 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo: es cosa de locos Y de ciegos...

    ResponderEliminar
  2. Honestamente, espero que nos sigas deleitando con esta columna de número impar y primo. Justamente por ser número primo es único e indivisible.
    Sobre el fondo del tema, como creo que toda historia tiene dos lados, hay que ver también la seguridad de aquellos que simplemente quieren ver disfrutar viendo las Olimpiadas. Tampoco es justo que se deje de lado su bienestar. Ahora, diez mil millones de libras esterlinas, 10,000'000,000... es un montón de plata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, querida Gabriela, no hay excusa. Y si le tengo que quitar la seguridad a algunos por el bienestar de muchos, pues se las quito. Justamente de eso se trata esta entrada.
      Y gracias por el apoyo por los palos que me puedan caer por lo que he escrito.

      Eliminar
  3. La pregunta que habria que hacerse es si es que al final de los juegos,la inversion es recuperada y cuanto fue la utilidad,hoy en dia los juegos olimpicos y el deporte en general dejaron de ser amateur y se ha convertido en negocio sumamentr rentable,de lo contrario no se podria explicar los sueldos millonarios de los deportistas,por decir lo menos.Sin lugar a dudas este no fue el objetivo de Pierre deFredi,Baron de Coubertin,ya que era un convencido que estas competencias construirian una moral solida,buscando la paz,armonia y la internacionalizacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, mi estimado Gustavo. El barón de Coubertin se moriría de nuevo si es que fuera testigo de este hecho. ¿Qué moral sólida puede existir entre los que han hecho del deporte amateur un negocio capaz de ser protegido con 10,000'000,000 de libras esterlinas? Eso es 12,400,758,477.64 de euros, o sea, 16,191'087,327.78 de dólares. Es decir, 42,800'670,099 de nuevos soles. Y la deuda externa del Perú, a fines de 2011, era poco más de veinte mil millones de dólares... 20,000'000,000.
      O sea que con ese astronómico número, se paga la deuda externa del Perú, y todavía sobra.

      Eliminar
  4. Mi querido Cyrano, me suena como que entendiste mal las noticias o el noticiero esta equivocado. Conociendote y conociendo a los noticiosos me inclino por la segunda. Un abrazo y a tu siguiente comentario!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios quiera que haya entendido mal o que el noticiero haya estado equivocado, Anónimo.

      Eliminar
    2. Estimado Anónimo: me di el trabajo de buscar la noticia y la encontré en El Mundo que, creo, es un medio de comunicación serio:
      http://tinyurl.com/czdeg9k

      Eliminar
  5. Cyrano, yo no tengo Parkinson y suscribo completamente lo que dices, por tanto, la locura nos debe llegar por otros medios. Aunque quizá los que estén locos sean los otros...

    Y no soy una persona especialmente altruista, sé que no se puede acabar con el hambre en el mundo. Simplemente, me parece indecente.

    Un abrazo

    Laly

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por darme tu apoyo, Laly. Efectivamente, por lo menos, es indecente.

      Eliminar
  6. Estos grandes eventos deportivos son ¡lejos! mucho más de lo que parece, de ahí los montos involucrados. Ningún país del mundo creo yo que invertiría si no va a recaudarlos de vuelta con sus ganancias en libras, euros o dólares bien verdes, y en propaganda para sus sistemas políticos, imagen país y mucho más.

    Es terrible que se legue a esos extremos, como poner cañones sobre las casas, pero con el antecedente de Munich, donde mataron a los atletas israelíes, no es cosa de dejar la seguridad al azar. Pienso que hacer todo ese despliegue, aparte de que debe ser rentable para el país
    anfitrión, es rentable para mucha, pero mucha gente que trabaja girando alrededor de los JJ.OO.sin olvidar que no podemos ponernos de rodillas ante el chantaje del terrorismo.

    En fin, Cyrano, mi amigo, tiene demasiadas aristas el tema y nunca sabremos realmente el trasfondo de todo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, AleMamá, y estoy de acuerdo contigo en que nunca sabremos realmente el trasfondo de todo.

      Eliminar
  7. Tienes toda la razón como siempre eres un hombre que piensa. Y otros haciendo colegios para que los niños con discapacidad tengan los mismos beneficios que un niño con buena situación económica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que el mundo tenga muchos "otros" haciendo el bien para los más necesitados.

      Eliminar
  8. Cyrano, si la noticia es cierta me parece tremenda, pero seguramente estos ingleses no han dado una puntada sin hilo, seguramente apuestan a estas cifras astronómicas en "seguridad" (valga la redundancia) porque están más que seguros (nuevamente la redundancia) de que van a recuperar ese dinero o al menos gran parte de él porque si garantizan la seguridad los atletas que son 2 o 3 no son nada para los millares que irán de "turismo" aprovechando la gran ocasión olímpica.

    En todo caso si le pusieran, como dices, el mismo empeño a otras materias el mundo estaría bastante mejor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en lo mismo, Cheluca. El mundo sería mejor si pusieran el mismo empeño en alimentar, educar y tener sanitos a muchos niños en el mundo.

      Eliminar
    2. Cheluca, por favor entra a:
      http://tinyurl.com/czdeg9k
      Despues me cuentas.

      Eliminar
  9. Hola de nuevo.
    He estado pensando en lo que planteas en esta entrada y terminé viéndolo desde otra perspectiva.
    Así como me parece un crimen gastar (algunos dirían invertir) esa enorme cantidad de ceros en protección, me parece un crimen igualmente repudiable echar a perder alimentos por causa la acción de unos cuantos exaltados. Acabo de escuchar que, debido a unos de esos infames bloqueos de carretera, hay ganaderos que se ven obligados a botar la leche porque simplemente se les malogra. Como no la pueden distribuir debido a unos exaltados que creen que bloquear carreteras es la vía para conseguir sus reclamos (justos o no, ese es otro tema), no les queda más remedio que tirar la leche. ¿Y los niños que la necesitan qué pueden hacer? ¿Se la van a pedir a esos necios bloqueadores de caminos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Gabriela, con respecto a esto que dices me acabo de acordar de un incidente que ocurrió en Chile hace unos cuántos años con la fruta que se exporta. Lo voy a poner en el blog.

      Eliminar
    2. Los bloqueadores de carreteras son unas ratas. Aunque pensandolo bien no tiene merito alguno que nos quedemos sentadotes mirando las barbaridades que ocurren y nosotros sin hacer nada, propongo que nos organicemos. Las redes sociales se estan convirtiendo en un intrumento de presion muy poderoso, por lo tanto es nuestra obligacion organizarnos, pasar la voz a los todos los bloger de buena voluntad y empezar una protesta en contra de estas barbaridades.
      La union hace la fuerza, ellos tendran el dinero nosotros el corazon.

      Eliminar
  10. Hola viejo... interesante reclamo. Pero yo no se si el problema está en el hecho de gastar ese dinero en seguridad.

    El tema es que vivimos en un mundo de grandes cifras de muchos ceros. Esa sólo fue la que te tocó ver en las noticias.

    Estamos rodeados de grandes inversiones y de grandes problemas sociales que conviven en las mismas ciudades. Acá en Chile, el dueño del Jumbo esta terminando de construir el edificio más alto de sudamerica, mientras existe gente que no tiene para parar la olla.

    No tengo nada contra el señor Jumbo, es su plata y si quiere se limpia el poto con ella (perdón por la expresión) pero claramente algo pasa. Ahora, eso en la misma ciudad, aumenta el radio y aumenta el problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lalo: en todas partes se cuecen habas.

      Eliminar

Sean bienvenidos a dejar vuestros comentarios.